La Integridad en la Familia.

La primera familia:

Gen 3:1 Y la serpiente era más astuta que cualquiera de los animales del campo que el SEÑOR Dios había hecho. Y dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: “No comeréis de ningún árbol del huerto”? Gen 3:2  Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; Gen 3:3  pero del fruto del árbol que está en medio del huerto, ha dicho Dios: “No comeréis de él, ni lo tocaréis, para que no muráis.” Gen 3:4  Y la serpiente dijo a la mujer: Ciertamente no moriréis. Gen 3:5  Pues Dios sabe que el día que de él comáis, serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios, conociendo el bien y el mal. Gen 3:6  Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que el árbol era deseable para alcanzar sabiduría, tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido que estaba con ella, y él comió. Gen 3:7  Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; y cosieron hojas de higuera y se hicieron delantales. Gen 3:8  Y oyeron al SEÑOR Dios que se paseaba en el huerto al fresco del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia del SEÑOR Dios entre los árboles del huerto. Gen 3:9  Y el SEÑOR Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás? Gen 3:10  Y él respondió: Te oí en el huerto, y tuve miedo porque estaba desnudo, y me escondí. Gen 3:11  Y Dios le dijo: ¿Quién te ha hecho saber que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol del cual te mandé que no comieras? Gen 3:12 Y el hombre respondió: La mujer que tú me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. Gen 3:13  Entonces el SEÑOR Dios dijo a la mujer: ¿Qué es esto que has hecho? Y la mujer respondió: La serpiente me engañó, y yo comí. Gen 3:14  Y el SEÑOR Dios dijo a la serpiente: Por cuanto has hecho esto, maldita serás más que todos los animales, y más que todas las bestias del campo; sobre tu vientre andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. Gen 3:15  Y pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y su simiente; él te herirá en la cabeza, y tú lo herirás en el calcañar. Gen 3:16  A la mujer dijo: En gran manera multiplicaré tu dolor en el parto, con dolor darás a luz los hijos; y con todo, tu deseo será para tu marido, y él tendrá dominio sobre ti. Gen 3:17 Entonces dijo a Adán: Por cuanto has escuchado la voz de tu mujer y has comido del árbol del cual te ordené, diciendo: “No comerás de él”, maldita será la tierra por tu causa; con trabajo comerás de ella todos los días de tu vida. Gen 3:18  Espinos y abrojos te producirá, y comerás de las plantas del campo. Gen 3:19  Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Introducción: La integridad

  • La clase pasada estudiaron la creación del matrimonio. Se estudió el concepto de Dios al crear el matrimonio y como la sociedad moderna ha desvirtuado la institución del matrimonio.
  • Dios estableció el vínculo del matrimonio como un pacto entre un hombre y una mujer. Para que ambos formen una familia, se cuiden y sean ayuda idónea uno para el otro.
  • Hoy veremos La transparencia en la familia. Yo prefiero llamarle La Integridad en la Familia.
  • Integridad es un valor que significa ser uno. En otras palabras ser el mismo siempre.
  • La integridad es mi valor favorito, porque confronta el carácter. Te confronta a vivir en la verdad
  • Hemos visto que hoy en día más que nunca hace falta que practiquemos el valor de la integridad.
  • Un hombre íntegro o una mujer integra quiere decir que es una persona de convicciones fuertes que se comporta como debe hacerlo no importando el lugar donde se encuentre o las personas que le rodean.
  • Lo peor de la vida es andar con temor. Las personas que no practican la integridad andan con temor de que los descubran o de encontrarse alguien que los delate.
  • Dios quiere traer libertad. La libertad viene cuando confiesas tus errores, te arrepientes de ellos y decides vivir una vida como Dios manda, una vida transparente ante Dios y las personas.

Desarrollo:

  • La falta de integridad en la familia puede entrar por cualquiera de sus miembros. La falta de comunicación es un instrumento útil en las manos del enemigo para crear confusión.
  • El enemigo es experto en confundir, su nombre es Satanás que quiere decir acusador.
  • El engaña con medias verdades para confundirte y luego venir a acusarte.
  • Gen 3:1 Y la serpiente era más astuta que cualquiera de los animales del campo que el SEÑOR Dios había hecho. Y dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: “No comeréis de ningún árbol del huerto”?
  • Lo primero que quiero traer es que debemos entender que para vencer las artimañas del enemigo necesitas de la sabiduría de Dios. Nosotros por nuestras propias fuerzas no podemos, necesitamos de las fuerzas de Dios y del E.S.
  • Lo segundo es que el enemigo es un engañador. Veamos qué fue lo que Dios verdaderamente dijo:

    Gen 1:29 Y dijo Dios: He aquí, yo os he dado toda planta que da semilla que hay en la superficie de toda la tierra, y todo árbol que tiene fruto que da semilla; esto os servirá de alimento.

  • Gen. 2:9 Y el SEÑOR Dios hizo brotar de la tierra todo árbol agradable a la vista y bueno para comer; asimismo, en medio del huerto, el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal.
  • Gen. 2:16 Y ordenó el SEÑOR Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer, Gen 2:17  pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comas, ciertamente morirás. Gen. 2:18  Y el SEÑOR Dios dijo: No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea.
  • Vemos que el primer ataque de Satanás no es hacia la Mujer sino hacia Dios y su palabra. Porque si él logra debilitar la PALABRA de Dios en ti ya su lucha está casi gana.
  • Como vemos La Serpiente (Satán) engaña a “LA MUJER” cambiando una palabra a lo que Dios dijo (NOTE: todavía no se llamaba Eva, Gen. 3:20, Gen 5:2).
  • El asunto aquí, y es una interpretación mía, es que cuando Dios da esta orden se la da a Adán por que la Mujer todavía no había sido formada. Y digo formada por que ya existía en el espíritu de Dios (Gen. 1:27 – varón y hembra los creo) pero no en el mundo físico. Así que quien le comunica la información a la mujer es Adán. Y aquí es que ocurre el mal entendido por que La Mujer no estaba 100% segura, lo que la hacía vulnerable.
    • (1) No estaba segura del nombre del árbol (le llama del árbol de en medio del huerto).
    • (2) No recordaba la palabra exacta, incluso le añadió a lo que Dios dijo (ni lo toques, v.2).
  • Debemos ser buenos comunicadores de la palabra de Dios.
  • Aquí vemos como fallaron ambos, Adán y la Mujer. Era su responsabilidad. Ella estaba donde no tenía que estar y el no estuvo pendiente de su esposa y por otro lado él no fue lo suficientemente diligente enseñado la Palabra a su esposa. Finalmente tampoco se paró firme (integro) en lo que Dios le dijo.
  • Los afanes de este mundo pueden hacernos perder el enfoque de lo importante, educar y velar nuestra familia. Velar las puertas de nuestra casa.
  • Aquí vemos la falta de integridad, Adán no se paró firme en lo que el sabia era lo correcto. De parte de ella tampoco busco ayuda ni notifico que estaba teniendo problemas con la serpiente. Se quedó calladita y solo actuó.
  • Hay cosas a las cuales no se le puede dar espacio ni tan siquiera para pensarlo. Si no están alineadas a lo que Dios dijo para tu familia, simplemente ni las consideres. Mantente integro.

Sigamos leyendo…

  • Gen. 3:4 Y la serpiente dijo a la mujer: Ciertamente no moriréis. Gen 3:5  Pues Dios sabe que el día que de él comáis, serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios, conociendo el bien y el mal. Gen 3:6  Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que el árbol era deseable para alcanzar sabiduría, tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido que estaba con ella, y él comió.

Una vez más la mentira… “Ciertamente no moriréis.” Hay una muerte que no es física sino espiritual. A eso Dios se refería, que el vínculo santo entre Dios y el hombre seria roto por que entraría el pecado. El pecado de la Mujer y de Adán no fue comer del fruto del árbol, el pecado fue desobedecer el mandato de Dios. La transparencia en la familia comienza con la obediencia.

“…la mujer vio que el árbol era bueno para comer”

Hay conductas que llamaran tu atención pero no son buenas. Una de ellas el no rendir cuentas. La base de la transparencia es la comunicación. Ya vemos que el padre de la mentira es Satan. Debes aprender a comunicarte con tu familia con la verdad. Tu familia (esposos) debe conocer todo de ti, no hay secretos en la familia. Claro que hay que buscar las palabras adecuadas cuando se tienen niños, pero es mejor que escuchen las cosas de ti a que las escuchen de otros.

Cuando falles pide perdón. Eso también es ser transparente. Debemos entender que todos estamos propensos a fallar, cuando un miembro de tu familia caiga, los demás deben levantarlo y ayudarlo. Esto de la transparencia conlleva confianza, debes aprender a confiar en los tuyos y a cuidar la confianza que han puesto en ti.

Todo el desenlace final de esta primera familia en la tierra vemos que fue a consecuencia de la desobediencia. Debemos cuidarnos unos a los otros y velar los muros. Varios consejos:

  1. Atrévete a hablar (comunicación)
  2. Rinde cuentas (no eres solo, formas parte de)
  3. Practica la obediencia (a Dios y a tu familia)
  4. Practica la integridad (ser el mismo siempre)
  5. Cuida a tu familia, toma el pulso a menudo para ver cómo van las cosas

Dios quiere lograr cosas poderosas con tu familia y tú eres el guardián de esa palabra.

(3)

About Roy Ruiz

Soy un joven pastor llamado al ministerio desde mi niñez. Soy hijo, esposo, padre y amigo, también soy músico, ministro, pastor y profeta. Prometo llevarte de la mano para que juntos entremos en el proceso de ser adoración y llevar la adoración a todas partes de nuestra vida cotidiana. Hashtag para el Alma es un espacio que viene a resaltar comentarios importantes para tu vida. Nos puedes seguir por twitter por @paraelalma7.
This entry was posted in Familia, Pastoral, Prédicas (Bosquejos). Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *